VI Festival de Poesía Latinoamericana en Viena

Elicura Chihuailaf Poemas



La llave que nadie ha perdido

La poesía no sirve para nada 
me dicen 
Y en el bosque los árboles
se acarician con sus raíces azules
y agitan sus ramas el aire
saludando con pájaros 
la Cruz del Sur
La poesía es el hondo susurro 
de los asesinados 
el rumor de hojas en el otoño 
la tristeza por el muchacho  
que conserva la lengua  
pero ha perdido el alma 
La poesía, la poesía, es un gesto 
un sueño, el paisaje 
tus ojos y mis ojos muchacha 
oídos corazón, la misma música  

Y no digo más, porque nadie encontrará 
la llave que nadie ha perdido
Y poesía es el canto de mis Antepasados 
el día de invierno que arde 
y apaga
esta melancolía tan personal

© Elicura Chihuailaf, De sueños azules y contrasueños , 1995



Piedra

Las piedras tienen espíritu 
dice nuestra Gente 
por eso no hay que olvidarse 
de Conversar con ellas 
Hay piedras positivas
que las Machi / los Machi ponen  
-para que dancen-  
en sus Kultrun 
Y hay piedras negativas  
que brillan como vidrios  
y sólo dan sombras de luz 

© Elicura Chihuailaf, Sueños de Luna Azul, 2008



Círculo

Somos aprendices 
en este mundo de lo visible 
e ignorantes de la energía 
que nos habita y nos mueve 
y prosigue 
invisible 
su viaje en un círculo 
que se abre y se cierra 
en dos puntos que lo unen 
Su origen y reencuentro 
en el Azul

© Elicura Chihuailaf, Sueños de Luna Azul, 2008



El tiempo que sueña, que nos soñamos que nos sueña

La Palabra surge de la Naturaleza 
y retorna al inconmensurable Azul 
desde donde nos alegra y nos consuela  
Cuando la Palabra cree / imagina
interrogarse  
no es sino lo innombrado que la interroga
para sacudirla  
para desempolvarla, para intentar 
devolverle su brillo original  
¿Para qué entonces el deseo
de decirlo todo  
si, como en un tejido, el Ahora
-en el tiempo circular-
existe y se completa
con las hebras del ayer 
y del mañana? 
Así nos dice el tiempo que sueñav
que nos sueña. Que soñamos.

© Elicura Chihuailaf, Sueños de Luna Azul, 2008